En detalle

Perro enterrado en el jardín: ¿está permitido?


¿Puedo enterrar al perro fallecido en el jardín? ¿Está permitido por la ley y qué dicen los vecinos y los propietarios al respecto? Cuando el querido amigo de cuatro patas muere, los dueños de mascotas se hacen muchas de esas preguntas. Una vez que se ha aclarado el aspecto legal, puede decir adiós con dignidad.

En teoría, la planta de procesamiento es responsable de la eliminación de los cadáveres de animales. ¿Pero a quién le gustaría "deshacerse" de su amigo de cuatro patas? La mayoría de la gente tampoco pondría a tu abuela muerta en la basura. Entonces, cuando surge el pasaje sobre el arcoíris, surge la pregunta de cuál es la mejor manera de decir adiós y dónde Bello puede encontrar su último descanso. En tiempos de duelo, a menudo es difícil lidiar con reglas y leyes. Puede leer aquí qué posibilidades hay, qué está permitido y qué no. Entonces estás preparado en una emergencia.

Enterrar a un perro en tu propio jardín: eso está permitido

Enterrar a su fiel compañero en el jardín es algo personal y una forma digna de despedirse. La legislatura no tiene objeciones fundamentales a los entierros de mascotas en propiedad privada. Si tiene su propia casa con jardín, no tiene que pedirle permiso a nadie. En la mayoría de los casos, por lo tanto, es fácil decir adiós a su perro en su antiguo territorio de olfateo. Solo en algunos casos excepcionales no se le permite enterrar a su perro en el jardín. Vea a continuación "Enterrar a su perro en el jardín: esto está prohibido".

Si desea enterrar a su compañero muerto en el jardín de su casa, debe seguir algunas pautas: la tumba no debe ubicarse directamente en los caminos públicos. Una distancia de uno a dos metros es apropiada. Si no se lleva bien con sus vecinos, debe mantener esta distancia en el límite de la propiedad para ahorrarse la molestia de las discusiones. La tumba también debe tener al menos 50 centímetros de profundidad. De lo contrario, otros animales pueden intentar desenterrar el cadáver.

Cuando el perro muere: llorar correctamente es importante

La muerte de tu propio perro es una experiencia dolorosa en la vida. Por eso es importante ...

Enterrar al perro en el jardín como inquilino

Si vive en alquiler y quiere enterrar al perro en el jardín, debe coordinar esto con su arrendador para evitar disputas. En un edificio de apartamentos, también debe incluir a los otros inquilinos. La mayoría de los propietarios perciben que el entierro de una urna en el jardín no es problemático, ya que las cenizas se descomponen rápidamente en un contenedor orgánico apropiado y se convierten en parte del suelo. La medida en que puede establecer un pequeño sitio de duelo también depende de cómo los propietarios y los inquilinos se coloquen en el jardín para el funeral de las mascotas. Para jardines de asignación, comuníquese con su asociación de jardines de asignación con su solicitud.

Enterrar al perro en el jardín: esto está prohibido

Los entierros de animales en parques públicos o áreas forestales generalmente están prohibidos.

También se deben cumplir las normas de protección del agua: si su jardín se encuentra en un área para el suministro de agua potable o en una reserva natural, no se permite el entierro, independientemente de si es propietario de la propiedad o vive en alquiler. Las violaciones de esta prohibición pueden costar hasta 50,000 euros.

Precaución con enfermedad de declaración obligatoria como motivo de muerte.

Si un animal ha muerto por una enfermedad de declaración obligatoria, no debe enterrarse en el suelo. Esta medida de precaución tiene como objetivo evitar que los patógenos se propaguen aún más. Asegúrese de observar esta prohibición, de lo contrario, más propietarios y amantes pueden tener que llorar a sus favoritos. Las enfermedades de declaración obligatoria incluyen, por ejemplo, tuberculosis y toxoplasmosis. Se puede encontrar una lista completa en el sitio web del Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura.

Para completar, debe mencionarse que no está permitido disponer de un perro muerto en el compost o en el bote de basura. La legislación permite esta forma de "entierro" para animales pequeños como hámsters o periquitos, pero no para animales más grandes.

Cementerio de animales: lugar de descanso final para el perro

El último descanso para el perro leal a menudo se encuentra en un cementerio de animales. Si no tienes tu propio jardín ...

Planifica el funeral en el jardín a tiempo

A veces ocurre de forma espontánea, pero a menudo se anuncia el final de la nariz resoplida. Piense lo suficientemente temprano sobre dónde quiere poner a su viejo amigo para su último viaje. Nada es peor que deambular por la propiedad con una pala en la mano en el momento del mayor dolor. Si la despedida es segura y se ha establecido una cita con el veterinario, superate y prepara la tumba. No molesta a tu perro.

Al enterrar al perro en el jardín, es mejor envolverlo en una sábana de algodón, no en una fibra de plástico o envoltura de plástico que se pudra muy lentamente. Una losa pesada o una gran piedra natural como símbolo de una tumba tiene sentido y también marca el lugar. Dado que es un proceso natural que la tumba se hundirá después de un tiempo, es mejor apilar un pequeño montón de tierra sobre ella desde el principio. Entonces puedes despedirte de tu amigo de cuatro patas sin incidentes.

Alternativas al entierro en el jardín.

No todos pueden o quieren enterrar a su perro en el jardín. Si necesita un lugar de luto, le recomendamos un cementerio de animales. Si tienes a tu querido incinerado, puedes llevar la urna a casa y guardarla en un lugar de honor. En Estados Unidos incluso hay una empresa que extrae diamantes sintéticos de las cenizas de los fallecidos.

Sin embargo, otras personas no quieren separarse y dejar que su amor se arregle. Seguramente encontrará la variante con la que se siente más cómodo. Si no puede cuidar un lugar de descanso eterno, también es posible dejar a su perro con el veterinario después del final de su vida, quien luego se encargará de todo lo demás. La última ruta de su mascota va a la agencia de eliminación de cadáveres de animales.